1. ENTRENAMIENTO DE ALTA VELOCIDAD: entrenando con Power Plate®, y tras varias sesiones de entrenamiento, la musculatura puede contraerse hasta en un 97% de su capacidad, es decir, casi el 100% de las fibras de todos los grupos musculares pueden activarse. La fuerza máxima y la resistencia aumentan considerablemente. En tan solo 10 minutos puede obtener el mismo efecto de entrenamiento que después de una larga sesión de entrenamiento convencional.
2. ACTIVACIÓN DE LA CIRCULACIÓN SANGUINEA: con el ejercicio en la Power Plate®, es músculo es abastecido de sangre muchas veces por segundo igual que ocurriría con un ejercicio convencional como correr, por ejemplo, nutriendo también a los vasos más pequeños y aportando los combustibles a la vez que se eliminan los productos residuales con mayor rapidez, lo cual conlleva a una regeneración más rápida y una mejora sustancial de los problemas circulatorios.
3. MEJORA DE LA COORDINACIÓN: el estimulo simultaneo de los receptores de todo el cuerpo mejora la coordinación intermuscular e intramuscular; además se entrenan y mejoran inmediatamente la reacción y el sentido del equilibrio.
4. AUMENTO DE LA MOVILIDAD: una buena circulación, el calentamiento y el reflejo de extensión de los tendones, permiten una liberación de reservas de elasticidad, aliviando también las contracciones musculares y eliminando estados de dolor.
5. COMBUSTIÓN LOCAL DE GRASAS: gracias al entrenamiento con Power Plate®, el metabolismo alcanza un nivel superior, mejorando así la combustión de las grasas y aumentando el metabolismo basal. Esto provoca una disminución de las capas de tejido adiposo. Los ejercicios de masaje también mejoran la circulación sanguínea, pudiendo de esta forma combatir eficazmente las acumulaciones locales de grasa y favoreciendo los procesos de lipólisis localizada, maximizando los efectos de cualquier ejercicio físico complementario.
6. CELULITIS Y ESTETICA: los ejercicios de masaje en la Power Plate® hacen que las adherencias y adipocitos se desprendan, generando calor interno e hiperemia lo que provoca una vasodilatación y un aporte de oxigeno más elevado, lo cual favorece la combustión, por lo que la piel se ve más tersa y nutrida. La imagen de la piel mejora notablemente, entre otros factores, también por la regeneración de tejido conjuntivo nuevo, la reactivación capilar y la disminución de celulitis.
7. MEJOR CONDICIÓN FÍSICA: mejorando la musculatura se activan en mayor medida todos los sistemas de abastecimiento y de este modo, también el corazón, aumentando su capacidad. Power Plate®, sitúa al cliente durante el ejercicio a niveles de pulsaciones sanos, muy próximos a los conseguidos durante una sesión de caminata moderada.
8. BIENESTAR INTENSO:el estrés se reduce y el equilibrio hormonal mejora, por lo que se sentirá mejor. Además, la relajación después del esfuerzo es más completa que en otras formas de entrenamiento.